¿Cómo justificar en una entrevista de trabajo que sigues desempleado?

19/09/2018

La situación de desempleo a veces se alarga mucho más de lo que uno pretende, hasta llegar a avergonzar a la propia persona, aunque sea algo que sufre mucha gente. Este estado provoca cierto rechazo a algunos candidatos cuando las empresas les preguntan por los motivos de su desempleo. Muchos no saben afrontar esta cuestión y suelen echarle la culpa a la crisis o a su empresa anterior. Pero ¿es esto correcto?

Hoy te ayudamos a pasar este obstáculo con 5 consejos prácticas para salvar tus miedos y acabar con éxito tu entrevista:

  1.        Sinceridad ante todo. La honestidad debe predominar en tu respuesta. Nunca mientas en una entrevista, contrastar tus respuestas es tan sencillo para el entrevistador como realizar una llamada a tu anterior empresa.
  2.        No eches la culpa a nadie. Ni la crisis, ni los compañeros, ni tu anterior jefe; por muy injusta que fuera tu salida de tu antiguo empleo, es algo que no da muy buena sensación en una entrevista. Lo mejor es que hables abiertamente de tu situación. Las empresas son muy conscientes de la situación de desempleo que sufren muchas personas en nuestro país, así que dedícate a ser sincero y convincente con tu respuesta.
  3.        No te andes por las ramas. No alargues mucho tu respuesta, los motivos pueden llegar a incomodar a tu entrevistador y meterte en un laberinto que a lo mejor te cuesta salir. Así que dedícate a ser, claro y conciso, cuánto más breve, mejor.
  4.        Positividad. Cuando contestes tampoco debe percibirse resignación, autocompasión ni rencor. Hablar mal de tu pasado y de tu empresa anterior sólo te restará puntos. Habla de tu situación como una buena oportunidad para renovarte y afrontar nuevos retos. Explica tu situación resaltando el lado bueno de las cosas.
  5.        ¡No olvides tu formación! No desaproveches la ocasión para incidir en que has aprovechado al máximo este estado de desempleo para renovar tus conocimientos, formándote con cursos, seminarios, idiomas, etc. No te hundas y sácale partido para convertirte en un candidato competitivo.

Antes de poner en práctica todos los puntos anteriores, no te olvides de investigar la filosofía y valores de la empresa para elaborar tu respuesta correctamente. Aunque lo importante es que ¡tengas confianza en ti! Puedes lograr el empleo que desees.




COMPARTIR:




Comenta: